Se encuentra usted aquí

La Acampada Dignidad celebra la retirada de las acusaciones por parte de Ayuntamiento y Fiscalía y el archivo por parte del Juzgado del procedimiento contra los 10 activistas imputados por la ocupación del Centro Social Rey Heredia.

La Acampada Dignidad celebra la retirada de la acusación contra sus activistas por parte del Ministerio Fiscal, y con ello, tras la retirada previa de la acusación por parte del Ayuntamiento de Córdoba, el archivo del procedimiento por parte del Juzgado de lo Penal nº 1 de Córdoba.

La Acampada Dignidad había venido reclamando el archivo del procedimiento, una vez que el propietario del edificio, tras el cambio de gobierno municipal en Junio, llegó un acuerdo para la cesión del edificio a la Asociación Casa de la Ciudadanía del Distrito Sur, en la que se integra la Acampada Dignidad a través del Colectivo Dignidad.

Fruto del mismo acuerdo, y del compromiso adquirido antes de las elecciones municipales, el Ayuntamiento de Córdoba retiró la acusación presentada por el anterior gobierno contra 10 activistas de la Acampada Dignidad por un delito de usurpación por la ocupación del Rey Heredia en octubre de 2013.

Tras esta retirada, y con el edificio cedido a los colectivos vecinales, era necesario la retirada del Ministerio Fiscal para que no llegara a celebrarse el juicio, previsto para el próximo lunes 9 de noviembre. Finalmente la Fiscalía ha retirado la acusación y con ello se ha archivado el procedimiento por parte del Juzgado.

La Acampada Dignidad considera un acierto y celebra la decisión tomada por la Fiscalía y el Ayuntamiento de Córdoba, frente a la apuesta por la judicialización e intento de criminalización de la ocupación del Rey Heredia, y de la lucha social en general, que impulsó el anterior gobierno municipal del PP.

Con esta decisión, la Acampada Dignidad y el Centro Social Rey Heredia, podrán dedicar su energía y recursos a seguir luchando por la justicia y la transformación social y por organizar a la ciudadanía para satisfacer sus necesidades mediante la solidaridad y el apoyo mutuo, de forma autogestionada.

De la misma forma, la Acampada Dignidad espera que en la misma línea, la Junta de Andalucía, resuelva definitivamente el expediente sancionador por la denuncia contra el comedor social del Rey Heredia, estimando las alegaciones presentadas por el Colectivo Dignidad y dejando sin efecto la sanción propuesta.

Para la Acampada Social la lucha social no es delito, y quiere por ello mostrar su solidaridad y apoyo a los distintos activistas, de todo tipo de colectivos, y movimientos sociales, que se están viendo reprimidos y perseguidos judicialmente en los últimos años, hasta el punto de ser encarcelados, o tener acusaciones para ello, a consecuencia de la política de represión del gobierno y sus leyes mordaza contra la movilización social.

La experiencia de la Acampada Dignidad señala la necesidad de tejer, frente a los intentos de criminalización y manipulación del poder, una amplia red de apoyo social, desde la solidaridad, la movilización y la desobediencia consecuente, poniendo como máxima prioridad las necesidades concretas y cotidianas de las personas, especialmente de quienes están sufriendo con más dureza una crisis, que apenas se distingue de una gigantesca estafa.